Ciudades cotidianas 

 

Vuelve la ciudad como pretexto en el ojo fotográfico contemporáneo: el entramado urbano, el movimiento de sus habitantes, los fragmentos olvidados y las crecientes marcas del tiempo en estructuras que por decantación natural va brindando la urbe. Gente, niños(as), skaters, esculturas, edificaciones, grafitis y una sombrilla desatendida, son los principales elementos del ensayo sobre las ciudades que Antonio Hernández propone. Elementos que el fotógrafo registra siempre en diálogo, en ocasiones casual y paradójico encuentro.

A partir del dominio de la técnica tradicional (la conocida como fotografía analógica y el negativo de 35mm), este creador asume los entornos. Las personas aparecen fantasmales (barrido propio de la velocidad al obturar), estáticas en sus posturas modélicas o fraccionadas en encuadres intencionales. Confrontadas usualmente con el ambiente y de obligada lectura entre los planos.
Los grafitis roban la mayor atención de las escenas y las pretensiones del mensaje en las obras de Hernández. Señales y dibujos sobre el paisaje urbano que no subvierten ni denuncian, complementan un boceto que la propia ósmosis de la ciudad ha ido trazando. Más que hablar de cicatrices en los muros y signos gráficos, en estas fotografías se postulan estados, emociones, ausencias, revelaciones del individuo y su interacción en una sociedad de coyuntura universal.

Una selección de este ensayo hoy se presenta. Trabajo motivado por el premio recibido en la más reciente edición de la Bienal de Fotografía Alfredo Sarabia In memorian, evento que promueve y galardona la mejor fotografía documental convocada en estos tiempos, a la vez que honra a uno de los más grandes fotógrafos cubanos. Frente a tanta vida de color y fotodocumentalismo veloz, es éste también un voto al retorno del clasicismo del género, el blanco y negro, el reto de los grises y sus escalas, una vuelta a la intimidad del creador con el papel sensibilizado y el cuarto oscuro. Un viaje a la tradición que la fotografía cubana no se ha permitido extraviar, a pesar de limitantes y cotas materiales. Un afán valiente de la creación de este país que ha hecho único al arte y la historia de su imagen detenida.

Grethel Morell

 

 

Ir a la barra de herramientas